EDITORIAL

Somos una Asociación de personas que tienen, han tenido, tendrán… o no, una empresa.

Una empresa grande, pequeña, unipersonal o mediopensionista. No importa.

Pero, ante todo, somos reales, existimos, si nos clavan una aguja… sangramos.

Leer más...

De nuevo hemos perdido el tren, y eso que estábamos en la estación adecuada, habíamos llegado con tiempo suficiente y creíamos haber comprado el billete al destino correcto.

El pasado día del padre, festivo en muchas localidades de España, decidimos que valía la pena escuchar a la profesora Matilde Cuena, porque si alguien en nuestro país sabe de leyes de segunda oportunidad, sin duda esa persona es ella.

“Prometen, prometen hasta que te lo meten. Y después de metido, nada de lo prometido”

Estamos en campaña, electoral. Y lo que te meten, todos, es su programa.

Nos gustaría ver menos utopías y más acciones concretas, pero sabemos que un político suele debatirse entre lo que le tendría que decir y lo que tiene que decir para que todos escuchemos lo que queremos oír.

Juntos pero no revueltos. Así somos eficientes.

De norte a sur, de este a oeste, todos los emprendedores, empresarios, emprendesarios, emprecarios y reemprendedores de Galicia deberíamos estar unidos en la consecución de un objetivo: que se nos reconozca el derecho a fracasar.

El pasado lunes 2 de marzo entró en vigor el Real Decreto-ley 1/2015, de 27 de febrero, de mecanismo de segunda oportunidad, reducción de carga financiera y otras medidas de orden social, o lo que se ha dado en llamar “La ley de segunda oportunidad”.

En ASCEGA hemos preferido ser cautos y estamos estudiando en profundidad su alcance de la mano de expertos juristas. No es algo baladí modificar la Ley Concursal, porque eso es lo único que hace este Real Decreto-ley, la “Modificación de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal“.

El pasado 3 de febrero ASCEGA reunió en Vigo a más de veinte empresarios en busca de una segunda oportunidad.

En la primera, entre todos, habían dado empleo a más de 1.000 personas. Trabajos que se fueron perdiendo a medida que sus empresas cerraban y la deuda aumentaba sobre la cabeza de los empleadores, ellos.

Empieza el año en rojo. Rojo sangre.

Sesos de libertad desparramados encima de un cuaderno de dibujo. Como siempre somos capaces de lo peor y de lo mejor.

Sentido del humor y mucha poesía es lo que deberían contener los biberones. Quizá así creceríamos fuertes de corazón y sanos de mente.

Queda dicho.

ASCEGA participa en el programa "Catalizador de Oportunidades de emprendemento xove transfronterizo" (acrónimo LIDERA)

Biopsia Liquida ONCOMET

Evento Re-Cuerda #byASCEGA

Evento Re-Conoce #byASCEGA

Evento Re-Emprende #byASCEGA

Suscríbete al Newsletter!

Términos y Condiciones
(por supuesto, podrás darte de baja cuando quieras, sin preguntas, sin molestias!)