Artículo de opinión de D. Carlos Sanchez Gonzalez Dans

El gobierno actual de PSOE-UP ha decidido, muy en su línea, realizar un juego de prestidigitación para eliminar la reforma de la SS de 2013 y continuar con el problema, pero dando la sensación de que lo han solucionado

Imagínense que en su casa entran 1.000 euros al mes y gastan 1.110, pues esa es la situación de España, pero aun encima añadan que eso lo llevamos acumulando y sufriendo un porrón de años. El año pasado gastamos unos 120.000 millones de euros por encima de lo que ingresamos, tenemos el mayor diferencial de la Unión Europea.

¿La solución? Hay dos posibles, reducir cargas estructurales o incrementar ingresos.

Ejercicio número uno: Comparar el déficit anual de España con todas las ayudas europeas que se supone recibiremos en los próximos años, cifra muy similar al déficit anual 120.000-140.000, de los que la mitad también irán a déficit, es decir, tendremos que devolverlos. Pues esa ayuda es casi nuestra única esperanza, pese a que cada año gastemos de más una cifra parecida. Es descorazonador.

Si entramos al detalle de ese déficit podemos analizar otro punto de actualidad, el sistema de pensiones. De esos 120.000 millones que gastamos de más al año, unos 20.000 pertenecen al sistema de pensiones. Ya hablé muchas veces de estos dos asuntos, me preocupan especialmente y además son la prueba de que las ideas que nos venden los políticos son humo.

Lo cierto es que la situación de nuestro sistema de pensiones pone los pelos de punta hasta al más calvo y aunque aquí nuestros políticos ponen cara de tranquilos, en la UE parece que les inquieta algo más. Nadie quiere afrontar ninguno de los dos problemas, déficit público y déficit de las pensiones, pues el que lo haga tendrá que afrontar un castigo importante en votos o eso creen. El PP realizó una reforma en 2013 que no se llegó a aplicar en su totalidad por el mismo motivo anterior, no perder votos. El gobierno actual de PSOE-UP ha decidido, muy en su línea, realizar un juego de prestidigitación para eliminar la reforma de la SS de 2013 y perpetuar el problema sine díe, pero dando la sensación de que lo han solucionado.

La solución del gobierno es muy imaginativa. Tenemos 20.000 millones de déficit en la SS, quitamos 20.000 millones de gastos de la SS y los pasamos a gastos de otros departamentos del estado (por ejemplo, a Empleo o Política Social) y así ya no tenemos déficit de la SS. ¡TACHÍNNNNN! Como decía el mago Tamariz mientras gesticulaba. Por cierto, ¿saben cómo se refleja esto en la cifra de déficit general del estado, la de los 120.000 millones al año? Exacto, seguimos con los mismos 120.000 millones, seguimos con el mismo problema, pero al no existir déficit de la SS ya podemos volver a incrementar las pensiones al IPC, continuar aumentando las no contributivas y ganar tiempo antes del estallido de la burbuja que es, no lo duden, el sistema de pensiones español. Yo he denominado al sistema público de pensiones actual como estafa piramidal, esas donde cobran los primeros y pierden todo lo invertido los últimos en entrar, pero no usaré ese término ahora, dejémoslo en “burbuja”.

En el ejemplo inicial se ve más claro. Si gano 1.000 y gasto 1.110, necesito reducir mi gasto en, al menos, 110 euros. Pues el gobierno lo “soluciona” así, ha dicho que los 110 que gastamos en bebidas, aperitivos y café, no son gastos de “comida” y los ha pasado al apartado de “Ocio”, pero sin reducir ni un euro, por lo que seguimos gastando 1.100 e ingresando 1.000. Distinto nombre pero el mismo problema.

Lo anterior tiene otras consecuencias, pues la economía es matemática y no es política, mal que le pese al socialismo. Lo anterior tiene otras consecuencias, decía antes, como qué para eliminar ese déficit del estado, Europa y el sentido común nos obligarán a subir impuestos, lo que está haciendo este gobierno desde que entró pese a sus juegos de magia que indican lo contrario y con esa subida de impuestos aun frenarán más nuestra economía y generaremos más déficit y…no, la solución es reducir estado, no incrementar impuestos.

Algún día no muy lejano, nosotros y nuestros hijos maldeciremos la terrible casta de políticos que hemos tenido. Pero no se equivoquen, están porque los votamos nosotros, nosotros elegimos a nuestros administradores y si nuestros administradores gestionan el dinero de manera distinta a como lo hacen los demás políticos de la OCDE, tendremos unos resultados distintos a ellos. Fácil, ¿no?

Ah, no se crean las cifras del INEM, tienen trampa, aun hay medio millón de trabajadores en ERTE que no computan como parados, otro truco de prestidigitador.