Hace poco tiempo que se me ha invitado a escribir en esta página: ASCEGA y tratar de poner en cuestión los diversos problemas por los que los ciudadanos estamos atravesando, bien sea por la ideología partidista de quienes nos gobiernan en las distintas esferas políticas, pero también por el desinterés o falta de profesionalidad de algún técnico, cuyas decisiones son, a veces, un insulto a la inteligencia. Hoy abandono el tema político y relato un ejemplo de como poco, desatención.

Hace unos días la Alcaldesa de A Coruña ponía de manifiesto el aumento de las licencias concedidas en comparación con la etapa anterior y si ello es así, mi enhorabuena, ya que la atonía municipal, repercute sobre el desarrollo de la Ciudad y el crecimiento del empleo. Pero no sólo es necesaria la agilización de los tramites burocráticos en grandes obras o concesiones de licencias. Existen obras de carácter menor promovidas por comunidades de vecinos que están paralizadas o a la espera de aclaraciones para poder continuar con el desarrollo de las mismas.

En una comunidad en la que residen un centenar de vecinos se acuerda mejorar unas instalaciones de conducción de agua sanitaria sustituyendo los montantes que transcurrían por columnas interiores y hacerlo a través del hueco de las escaleras, situando el acceso de dicha conducción a la puerta de cada vivienda.

  • Con fecha 16/01/2919 se solicita la correspondiente licencia y transcurridos los quince días preceptivos se inician las obras.
  • El 14/03/2019 se requiere a la Empresa para que aporte nueva documentación toda vez que en una visita de inspección se comprueba que se habían realizado obras no contempladas.
  • El 18/03/2019 la empresa aporta dicha documentación y cuatro días más tarde el arquitecto municipal informa que la documentación presentada cumple con lo requerido, y declara la eficacia de la solicitud de licencia.

Pero OCHO MESES más tarde el arquitecto municipal gira visita a la instalación e informa que si bien la obra se ajusta al acto comunicado, se observa que no se respeta la distancia entre uno de los armarios que protegen las conducciones y el pasamanos de la escalera que debe ser de 1,00 m. Se corrige dicha anomalía retirando uno de los armarios ya que era imposible el buscar otra solución en esas escaleras.

Asimismo, añade que en otras escaleras cuya situación es diferente y cuando las soluciones son más fáciles y menos costosas para conseguir la distancia de 1,00 m. y que actualmente tienen 97 cm… La solución que aporta… Es: ¡! RETIRAR LOS ARMARIOS !! ignorando que esos tres centímetros que faltan, se pueden ganar achaflanando una de las esquinas.

Mi pregunta es ¿cómo se puede decir semejante barbaridad cuando la solución aportada es la indicada? Pues bien, lo más triste es que desde hace CUATRO MESES estamos esperando la respuesta a las alegaciones para lo cual se daban 15 días. Parece ser que el responsable de dicho informe, que en mi opinión es un insulto a la más elemental de las inteligencias, se encuentra de baja. ¿nadie puede sustituirlo y responder a las alegaciones.?

A veces no es culpa de la clase política, que ya tiene bastante…son otros…