Con un año 2020 dando sus últimas bocanadas afrontamos las que, sin duda, van a ser las Navidades más extrañas y tristes de las que recordamos. Toca, si cabe, afrontar una situación de la que no somos responsables y sobre la cual, desde ASCEGA, no nos cansaremos de hacer propuestas y exigir diligencia a todas las instituciones. En el horizonte actual se activan ya nubes que anticipan tormenta. Muchos de nuestros vecinos continentales vuelven a confinar a la población ante una segunda marea de contagios y fallecimientos que nos anuncia la peor de las situaciones. El eufemístico TOQUE DE QUEDA no engaña a nadie. Las restricciones de horarios y aforos no van a significar otra cosa que la puntilla a miles de empresas y negocios. Esas mismas empresas que, con nombres y apellidos, desde todas las administraciones se dice querer ayudar. A quién van a ayudar la concesión de un único pago de 1.200€ cuando los gastos fijos de un negocio están, sirva el ejemplo, en 5.000€ ??. Puede un negocio en las actuales circunstancias esperar meses a qué se resuelva su expediente o se le hagan efectivos los bonos con los que se pretende fomentar el consumo???. Es el momento, REALMENTE ES EL MOMENTO, de subir el IVA al sector hostelero???. Como decíamos va a ser un final de año raro y triste. A nosotros nos toca darle un vuelco, con un directorio ya muy avanzado de negocios asociados va a ser necesario que mantengamos nuestro compromiso como colectivo a la hora de consumir y dar visibilidad a los nuestros. A la administración ya sólo queda pedirle, rogarle, que las medidas que tome las medite y las comunique con claridad y antelación.Nosotros empresarios y autónomos vamos a seguir luchando porque, confinados o con toque de queda, es lo que mejor se nos da. Tomen nota.