Antón Saez: Nosotros en la Marina hemos perdido mucha clientela de edad. Teníamos mucho cliente habitual que venía a las nueve y media de la noche y que cubría ese primer turno, a todos estos no les hemos vuelto a ver. Alguno ha pasado a saludar y a decirnos que no viene porque tiene miedo y no está saliendo. Hay mucha gente que cumple o que por lo menos tiene esa intención ,otros, sobre un 5% no cumple nada y otro pequeño porcentaje de clientes se han convertido en una especie de policía secreta que, incluso, censura y corrige a los que no cumplen.
Diego Lis: Al final lo que queremos es transmitir seguridad. Que nuestros clientes sepan, con sólo echar un vistazo, que nuestros locales cumplen las normas y son seguros. Eso nuestra clientela lo agradece.
AYUDAS COMO EL PRESCO?
Ana Silva: Yo, en mi caso, no lo solicite porque no cumplo los requisitos. Mi empresa tiene más de diez trabajadores y queda fuera.
Antón Saez: No es muy realista, presentas ahora los números y en diciembre tu negocio tiene que estar vivo y funcionando. Luego tienes que justificarlo para que te lo paguen. De aquí a nueve o diez meses, con suerte vas a cobrar el PRESCO. Y estamos hablando de una situación en las que las necesidades son instantáneas. Si yo no puedo abrir o tengo que sacrificar mi facturación de una semana para otra las diferentes administraciones deberían buscar soluciones inmediatas. El gran drama es que muchos hemos avalado personalmente. Los ICO han Sido un engañabobos porque ni eran al 0%, ni el aval del estado era tal. Si tu empresa tiene problemas primero irán a por ti y a por tus bienes, si estás en gananciales tu mujer o marido avalan solidariamente y cuando no quede nada, al final, va el Estado. Al final los empresarios nos hemos sobre endeudado.
Diego Lis: PRESCO tiene dos líneaÍ. Una es la ayuda de autónomos, con un tope de 3.700€. Yo esa línea la solicite, hice la presentación en fecha y sé que se puede solicitar hasta septiembre. En este momento el número de solicitudes está muy por encima del dinero presupuestado. Los autónomos y empresarios la están pidiendo porque necesitan liquidez frente a la caída de facturación. El problema, con ha comentado Antón, es si estaremos vivos cuando lleguen. Lo que solicitamos desde ASCEGA desde el primer momento fue una ayuda directa, rápida, fácil de presentar, que desde el primer día pudiésemos disponer de esa ayuda que estábamos necesitando. Obviamente no ha sido el caso. En cuanto a los bonos de hostelería, yo no los solicite. Tienes que descargarte unas aplicaciones, coger los bonos y a saber cuando los vas a cobrar. Yo ahora mismo no estoy para hacer descuentos a nadie ni para prestar un servicio hoy y cobrarlo en diciembre. Dejar de recibir un pago del cliente a cambio de un bono a cobrar no sé cuándo y pagado por no sé quién.
Diego Lis: Yo, como ciudadano, lo pido. Cuando leí las bases pensé que no me interesaba. Quieren incentivar el consumo de los locales pero están ayudando al ciudadano de a pie pero no a los empresarios. Pago mi desayuno con un bono y el empresario lo cobra en diciembre.
Ana Silva: Como todas las ayudas Deberían ser más fáciles. Es como si dificultando las bases solicitud se pretendiese que los empresarios no las pudiésemos.
Antón Saez : No se porque la administración lo complica todo tanto.
INVERSIONES EN SEGURIDAD.
Antón Saez: Nosotros las estamos amortizando porque seguimos abiertos. Las discotecas, por ejemplo, tuvieron que hacer inversiones para volver a cerrar al mes.
Diego Lis: En mi caso tampoco hemos tenido que hacer una gran inversión, ni mamparas ni nada. Con respetar distancias e higiene es suficiente. Evidentemente, gastas más en mascarillas para clientes a los que se les rompe. Al final de mes, tienes un coste que no tenías: Dos mascarillas diarias, el gel… Pero tampoco es un gran desembolso en mi caso.
TEMOR A UN NUEVO CONFINAMIENTO?
Diego Lis: Si nos confinan no sé qué cuántos negocios de hostelería volverán a abrir. Sería el fin para nuestro sector.
Antón Saez: Yo no creo que vuelva a haber un confinamiento de tanto tiempo. Cómo mucho de unos diez o quince días por algún brote descontrolado. La economía no lo soportaría.
Ana Silva: Nuestras empresas han quedado muy tocadas. No lo soportaría nos.
Diego Silva: Un confinamiento como el decretado en el mes de marzo no es posible. Significaría tener que subsidiar a 45 millones de personas y el estado no tiene suficientes recursos. La salud es lo más importante, pero lo económico pesa.
Antón Saez: Yo creo que los que toman las decisiones las están tomando sin tener los pies en el suelo, con una visión de cortoplacismo político y con nula capacidad gestora. Ahora mismo se necesitan buenos gestores más que políticos. Toman decisiones como obligar a las hostelería a cerrar a la una de la madrugada y en paralelo se sacan de la manga que a partir de las doce de la noche no puedes ya servir. Son cosas que no están bien pensadas, decididas a la ligera. Todos los que deciden sobre el día a día de nuestros negocios van a tener el día 30 su nómina calentita en su cuenta . Encima la mayoría se han cogido ,con la que está cayendo, vacaciones en agosto. A la situación que se ha generado a nuestras empresas se une la situación de desgobierno que sufre nuestro país. Es el momento de plantarse y hablar claro.
MANIFESTACIÓN DEL SECTOR EN MARIA PITA.
Diego Lis: Yo estuve, aunque no me afecta, por apoyar a compañeros del Orzan.
Antón Saez: Desde una calle se manda un mensaje, a algunos les llega. Pero es de un día para otro…. Lo que habría que hacer, en todo caso , es una concentración como Dios manda de todo el sector hostelero. Una empresa como ALCOA, con 800empleados, sale en las noticias todos los días por el cierre y nuestro sector emplea a Miles de personas.
Diego Lis: No hay un interlocutor único en el sector y cada uno hace la guerra por su cuenta.
Antón Saez: En los sindicatos subvencionados existen los liberados sindicales para hacer eso, pero nosotros estamos atendiendo nuestros negocios. Yo no estoy de camarero habitualmente, dedico mi tiempo a la gestión. Pero desde que empezó todo esto, a mediodía, tengo el personal justo y estoy atendiendo mesas. Ana abre por la mañana, Diego no abre por para desayunos …cada uno tiene su horario y es complicado . Desde el inicio de esta crisis hemos Sido de los más responsables. Hemos tenido que invertir en seguridad y lo hemos asumido. Estuvimos tres meses cerrados sin rechistar. Somos responsables, no vamos a convocar manifestaciones con la que está cayendo.
LA MAYOR PREOCUPACION?
Diego Lis: A mí me preocupa mucho como voy a afrontar el invierno. Somos una ciudad del norte en la que dentro de unos días volverá a las noches frías y oscuras. Van a empezar las lluvias y van a desaparecer las terrazas. Si siguen las limitaciones de espacio dentro de los locales, en mi caso me quedo con seis mesas. Va a ser muy complicado afrontar todo el invierno con cinco mesas.
Antón Saez: En el centro había muchas oficinas, pero incluso la administración está fomentando el teletrabajo… Todos estamos intentando negociar las rentas con los propietarios de los locales, el problema es que, hoy en día, muchas familias viven de esas rentas. Eso repercute en el consumo, es la pescadilla que se muerde la cola.
Ana Silva: Mi miedo es que la hostelería tal y como la conocemos desaparezca. Tendríamos que buscar un plan B. Temo que la gente deje de bajar, que cambien las costumbres y que se genere un punto de inflexión.
Antón Saez: A mí me preocupa que esta situación se alargue, pero también pienso que, una vez pase, nos olvidaremos pronto. Después de épocas duras vienen tiempos de celebración. Hay un futuro, pero sería muy duro que ese futuro comenzase a partir de diciembre de 2021. Otro verano como este sería muy difícil de asumir por nuestras empresas.