“No toca”

No nos toca, no sólo a los profesionales, autónomos y pequeños empresarios.
Tenemos todavía, muy recientes las consecuencias de la crisis económica de 2008, la desaparición de más de 300.000 empresas y autónomos de todos los sectores, la perdida de patrimonios familiares y empresariales construidos en décadas de esfuerzo y sacrificio, la destrucción, en fin, de un tejido productivo irrecuperable.Nosotros, que creamos el 90% del empleo y principal motor económico de desarrollo e innovación de nuestra sociedad, recordamos las consecuencias de las decisiones e inacciones de toda la clase política y como ese “estado del bienestar” que consume nuestro sudor nos dejó tirados a nuestra suerte. Las consecuencias con una clase media en extinción, están ahí.
Decimos que no toca, que no nos toca, volver a sufrir la incompetencia de quienes no han hecho las reformas necesarias, los unos y los otros; que no toca, que no nos toca volver a apretarnos un cinturón al que no le quedan agujeros mientras una administración que todavía persigue a muchos de los nuestros, se sigue comportando de forma manirrota y despilfarrando sin medida recursos.
No toca, no nos toca volver a ver como se destruye, lo que con mucho esfuerzo hemos reconstruido y aún nos queda por recuperar, sin la más mínima ayuda o aliento. No toca, no nos toca volver a escuchar discursos huecos en los que se nos hable de solidaridad y lo importantes que somos, para luego, ver como somos los únicos que respondemos con todo, lo presente y lo futuro.
No toca, no nos toca volver a perder y callar. No toca, no nos toca volver a ser, al fin, los tontos de su función.
Trabajen, remánguense, suden, pongan a todos sus “asesores” a trabajar y gánense el sueldo.
Tomen ya decisiones y pónganse en nuestros zapatos, los de las mujeres y hombres que movemos este país.

LES TOCA.