Una representación de ASCEGA se reunió este miércoles con responsables de Urbanismo del Ayuntamiento de A Coruña. Al encuentro de trabajo estaba prevista la asistencia del concejal de Urbanismo, Vivienda, Infraestructuras y Movilidad, Juan Díaz Villoslada, que finalmente no pudo acudir. La interlocutora con la asociación fue María Hernández García, directora del área de Urbanismo, que confirmó que las denuncias de ASCEGA respecto a la parálisis de la concesión de licencias durante los últimos años eran ciertas y que estaban tratando de darle salida a los numerosos expedientes aún por resolver.

En clave de futuro más inmediato la asociación propuso que se iniciase una relación fluida entre ambas partes con el objetivo de defender los derechos de sus asociados y agilizar los trámites emprendidos por parte de ellos. El Concello recibió esa petición con agrado y receptividad y ya se han iniciado líneas de trabajo comunes para realizar seguimientos de expediente de licencias gestionados a través de ASCEGA.

Sobre la mesa se pusieron aspectos candentes y que ambas partes coincidieron en que no deben repetirse, por ejemplo que para abrir una tienda o negocio haya que esperar hasta un año por la concesión de la preceptiva licencia tal y como ocurría en tiempos no muy lejanos en A Coruña, en concreto bajo la responsabilidad del gobierno de la Marea Atlántica. En ese sentido a la directora del área de Urbanismo se le hizo ver la situación generada con un expediente presentado en 2015, que fue informado favorablemente ese mismo año y al que todavía no se le ha concedido la licencia de cambio de uso en un local del centro de la ciudad. Hernández se interesó por el asunto y se comprometió a agilizar todo este tipo de procesos.