La Xunta de Galicia, a través de la Axencia de Protección da Legalidade Urbanística, ha decidido iniciar un proceso de reposición de la legalidad urbanística tras una serie de infracciones detectadas en unas instalaciones en las que se celebran bodas y banquetes en el concello lucense de Castro de Rei. Allí, el conjunto de edificaciones conocido como Lenda do Quercus se alzaron en terreno rústico que además está ubicado dentro de la zona de servidumbre aeronáutica del aeródromo de Rozas, según cotejó en una investigación el organismo autonómico, que apunta que las obras realizadas carecen de autorización urbanística de la Xunta y del Concello.

La Axencia de Protección da Legalidade Urbanística alerta que idénticas irregularidades se han producido en la vecina instalación denominada Val dos Soños, pero considera probado a través de fotografía aérea que hace más de seis años que se acabaron allí las obras y por tanto ha transcurrido un plazo de caducidad que impide adoptar medidas de reposición urbanística, según dispone la Lei do Solo de Galicia. No es el caso de Lenda do Quercus, donde el plazo para efectuar una reparación y devolver ese espacio a su estado original sigue vigente. Por eso, la Xunta no sólo incoa un expediente que haga cumplir la legalidad sino que alerta en una notificación firmada por el director de la Axencia, José Antonio Cerdeira, al concello de Castro de Rei para que adopte todas las medidas necesarias para que se cumpla la normativa.

La Axencia de Protección da Legalidade Urbanística explica en su resolución que en la finca ubicada en la parroquia castrexa de Santa María de Duancos se realizan en la actualidad obras en una construcción de carácter tradicional, alerta de ello a las autoridades municipales y señala que existen instalaciones con tipología de carpa o estructura metálica que se cimentan sobre hormigón y que se emplean para servir comidas para bodas y banquetes sobre suelo rústico. “No consta que ninguna de las obras e instalaciones cuenten con el título habilitante de naturaleza urbanística”, constata antes de concluir: “La ejecución de unas obras e instalaciones destinadas a la celebración de bodas y banquetes no está incluída entre ninguno de los usos y actividades que resultan admisibles en suelo rústico”.

Val dos Soños e Lenda do Quercus se anuncian en su página web como “uno de los lugares más exclusivos de Galicia para celebrar una boda” por detalles como “la alta calidad de la cocina, el delicado cuidado de todos los detalles y la posibilidad de usar la iglesia y los jardines” e inciden en un uso que la máxima autoridad urbanística de Galicia alerta que es ilegal: “El lugar perfecto para casarse si se quiere destacar y organizar una boda única en un entorno inigualable. Los novios pueden desarrollar toda la celebración en un único espacio, desde la ceremonia hasta la fiesta nocturna”, explica la web de la finca.

Por otra parte, la Xunta de Galicia mantiene abierta, a través de la Agencia de Turismo, una investigación para concretar si el enclave de Castro de Rei además de otros ubicados en Lugo (Restaurante Los Robles) y en Viveiro (Pazo da Trave) poseen la preceptiva autorización como establecimientos de restauración tras una solicitud de comprobación solicitada por ASCEGA, que alerta sobre que la normativa vigente distingue entre ese tipo de actividad y la de los salones de banquetes, que necesitan equipamientos y permisos específicos. Cualquier incumplimiento afectaría a seguros y coberturas y pondría en riesgo tanto a usuarios como a contratantes de estos servicios.