Retribución inteligente = rentabilidad = valor sostenible 

©retribución inteligente

 

Después del turbulento ciclo recesivo que hemos padecido desde la crisis del 2007, donde muchas empresas han desaparecido debido, entre otras causas, a la poca flexibilidad para mantener sus rígidas estructuras de gastos, tenemos ante nosotros el gran reto de evitar en el futuro que esto se produzca otra vez.

 

Esta nueva época está caracterizada por un cambio total en los paradigmas del pasado y sus valores, exigiendo por tanto,  sistemas y métodos innovadores.
Si a todo esto añadimos que los gastos de personal son  los más elevados en la mayoría de las empresas, se hace primordial contar con sistemas de retribución que permitan flexibilidad, a la vez que una clara orientación de todos los equipos hacia el valor sostenible.

Entendemos el valor sostenible como aquellas habilidades, conocimientos y actitudes positivas que generan beneficios a corto, medio y largo plazo a todos los miembros de una organización, respetando el equilibrio entre el desempeño social, medioambiental y económico.

A lo largo de la historia son muchos los sistemas de retribución y compensación que han fracasado, entre las muchas razones podemos citar las siguientes:

  • La falta de transparencia
  • Dificultades en la implementación
  • Objetivos no realistas
  • Las variables del sistema no son controladas por las personas
  • Complejidad del sistema que provoca que no se entienda
  • Enfocarlo de forma generalizada a los resultados
  • Mala comunicación del modelo

Analizados los principales motivos y enfocando a las causas que los causaron llegamos a la conclusión que necesitábamos tres ejes para poder establecer un sistema sostenible en el tiempo y por tanto de valor.

Los ejes del sistema son:

  • Talento: es la suma de competencias, compromiso, emoción y acción
  • Resultados: son las variables que mayor influencia tienen en la rentabilidad de la empresa
  • Valor: es la beneficio obtenido por la organización

Por otro lado, tenemos claro que la transparencia es fundamental para que el sistema consiga sus objetivos e implique a todas las personas en el mismo.

Utilizando una matriz Boston Consulting Group adaptada, conseguimos una correcta visualización del modelo. A dicha matriz  le llamamos mapa del valor sostenible.

guillermo-taboada-retribucion-inteligente-02

En el mapa de valor sostenible aparecen representados cuatro cuadrantes:

  • Azules, aportan talento, resultados y valor, es el cuadrante de destino, las unidades de negocio que están en él perciben retribución variable
  • Granates,   las personas de la unidad no aportan talento pero la unidad si aporta resultados
  • Marrones,  aportan talento las personas de la unidad pero ésta no tiene resultados
  • Verdes, los miembros de los equipos no aportan ni talento, ni resultado, ni valor

Por tanto, retribución inteligente es un innovador sistema de retribución y compensación que tiene como objetivo enfocar a la organización hacia la generación de valor sostenible mediante el desarrollo del Talento, la mejora de los Resultados y el incremento del Valor.

El modelo también nos proporciona las herramientas y nos indica el camino que cada unidad de negocio o persona tiene que seguir para aportar valor en la empresa y establece el porcentaje de beneficio neto que cada uno tiene en función del valor generado.

Las características más relevantes del modelo son las siguientes:

  • Potencia la retribución variable sobre la fija
  • Implica a las personas con la estrategia de la compañía
  • Construye vínculos de compromiso valorando la contribución personal
  • Mejora la equidad interna equilibrando la relación entre el valor que aporta cada persona y la retribución que percibe
  • Potencia la competitividad externa al estimular que la retribución de nuestra empresa sea mayor que la de las empresas competidoras

Podemos resumir la Retribución inteligente en los 10 claros beneficios que aporta a las organizaciones:

  1. Atraer, desarrollar y retener el talento
  2. Objetividad de la información
  3. Estimular el rendimiento y los comportamientos
  4. Claridad y visualización
  5. Gestión de negocio desde todos los perfiles
  6. Difundir valores corporativos
  7. Comunicación de prioridades
  8. Flexibilización de los costes laborales
  9. Planes de mejora para evitar la desmotivación
  10. Aportación de valor sostenible.

El modelo ha sido galardonado con los prestigiosos premios a la innovación en el desarrollo de las personas:

IX PREMIO EXPANSIÓN Y EMPLEO 2011

XVI PREMIOS CAPITAL HUMANO 2012